15040023-shutterstock_97739021

Los días y las noches se han vuelto el objeto de un proyecto en común. Si bien aún no tenemos claro exactamente hacia donde queremos dirigirnos, sabemos con toda certeza que queremos que eso sea juntos, a donde quiera que nos lleve la vida o la marea.

Después de más de un mes de vivir juntos, nos queda más que claro que no sólo podemos, sino que queremos hacerlo. Surgen a momentos pequeñas ideas que van creciendo y así, vamos conformando nuestro hogar, sea cual sea y donde quiera que este se vaya a encontrar.

Ideas sueltas que van tomando forma y en ocasiones se agolpan sin dejarnos tiempo ni para anotarlas. Bendita sea la tecnología que nos permite grabar esas ideas de tantas formas, con la esperanza de algún día realizarlas.

Y las ideas no sólo son muchas, sino que vienen en distintas formas y colores. Poco a poco se van nombrando proyectos laborales, por diversión, conceptos y muebles para la que algún día será nuestra casa. Hay tanto por delante y la ansias de comenzar ese después se van agolpando sin dejarnos tiempo para nada más.

Quedan algunas cosas por hacer, principalmente a nivel interno. Algunos perdones que otorgar, a nosotros mismos y a los que ya no están. Aprendimos este año que los límites los ponemos nosotros, que nos toca definir lo que significa ser adultos y que tenemos mucho por crear, por ser, por invocar.

Combinamos las disciplinas que nos han traído hasta acá, juntos somos un perfecto complemento que no sólo funciona de maravilla, sino que permite que otros también colaboren. No cerramos las puertas a nadie, a nada.

Si alguien me hubiera dicho que este sería mi destino, probablemente no lo hubiera creído, pero tampoco hubiera creído todo lo que me pasó este año.

Han pasado tantas cosas, he hecho tanto, hemos hecho tanto. La vida no se detiene y nosotros tampoco, junto con el ímpetu que reunimos entre los tres y con la idea de seguir viajando por la vida y por el mundo, creando, siendo, riendo.

Aquí seguimos y así seguiremos, juntos, porque podemos hacer lo que queramos y no vamos a permitir que nadie nos diga lo contrario.

Anuncios