Antes que nada aviso que el post de aniversario ya está en el horno. Tarde pero seguro. La historia a contar ocurrió precisamente el día del aniversario y el material gráfico al respecto no ha llegado a mis manos. Pronto estará aquí.

En otros asuntos. Resulta que me puse a revisar mi perfil de feisbuc y a borrar todo lo de los juegos que juego ahí. (valga la rebuznancia)

Así pues, me di cuenta de la seriedad de mi problema sobre todo con la granja, que seguramente muchos han escuchado hablar, sufrido o han sido víctimas de la misma. Llegué apenas al 8 de febrero y no he logrado borrar todo jajaja.

Y es que, el jueguito es altamente adictivo. Ahí estamos todos pidiendo ayuda para nuestros gallineros o nuestros establos, regalandonos animalitos, viviendo una vida de mentiritas en la red social; sintiéndonos realizados cada que subimos de nivel o podemos comrparnos una casa más grande. Presumiendo nuestro ocio en nuestros muros y en nuestras granjas mismas con los letreros de que ya plantamos chingomil uvas o florecitas o la madre.

Empezamos a planear nuestras cosechas conforme va nuestra vida. “Si mañana no me conecto, mejor siembro berenjenas que tardan dos días”, o “Bueno, tengo tres días en lo que crece más tres días en lo que se echa a perder, así que no hay bronca, cuando regrese cosecho”.

Un signo de que estás francamente enfermo es cuando empiezas a planear tu vida conforme a las cosechas. “Voy a poner mi despertador para cosechar mis fresas”, o “No, mañana no puedo a las 6 porque tengo que cosechar, nos vemos a las 8, en lo que siembro y veo los animalitos”… peor aún. “Ay, ya tengo que irme porque tengo que ir a cosechar en mi granjita”.

Creamos un terrible y constante estado de competencia. “Ya viste la granja de fulanito, tiene un chingo de pollos y yo tengo cuatro”, o “Ay, sutanita siempre está subiendo de nivel y yo nomás no puedo”.

Pero eso sí, muy vecinos todos. Nos visitamos, nos fertilizamos nuestros sembradíos o alimentamos a nuestros pollos. Nos dejamos recaditos de “Ay que linda granja”, “Que ordenadita”, “Ya pasé a visitarte vecino”.

Tenemos muchos vecinos, eso nos da beneficios, pero luego hay que ir a visitar las granjas de todos porque eso nos da dinero y experiencia. Cuando comienzas entras 10, 15 minutos a lo mucho, después, pasas dos o hasta tres horas en las cosechas y las visitas. Cazando lo que van publicando los otros, te avisas por el messenger “Hey, voy a publicar una vaquita, agárrala”, o “Publicando unos huevos, para que cheques”.

Y de vez en cuando, en las reuniones, se hacen conversaciones de la granja y que si tú cómo le hiciste y cómo tienes tanto animal. Que si tu granja está bien grandota o qué tips me recomiendas.

Cuando acuerdas, tu muro está atascado de publicaciones de la granjita, y eso sin contar la mafia, el vampires, el café, la pecera, el perro, el vaguito, el niño, el circo y lo que se les vaya ocurriendo en el camino. Llegas al 2 de febrero y sigues sin poder borrar todas las huellas de tu adicción.

Lo que me consuela un poco es que no estoy taaaaaan grave. Tengo un amigo que empezó después que yo y me rebasó por mucho en muy poco tiempo. Él si era de poner la alarma para cosechar o de sembrar nada más una cosa que da mucha experiencia y tener todo completamente atascado de sembradíos para poder sembrar más, cosechar más y tener más experiencia y puntos y la madre. Cuando le digo que si está grave alega que no, que tiene amigos que están peor… definitivamente la frase “Siempre hay alguien peor que uno” si aplica.

Mis amigos y familiares me dicen que yo soy la que más nivel tiene en sus vecinos, entonces pienso en ese otro amigo super obseso con la granja, respiro y me digo: YO NO PLANEO MI VIDA CONFORME A LA GRANJA, NO ESTOY TAN GRAVE.

Lo más gracioso es que de vez en cuando salen aquellos que dicen que es la perdición y que no entienden por qué todos andan en eso, y a los pocos meses ya están con su granjita pidiendo tips jajajaja.

Así que no se los recomiendo tanto. Si la tienen, dejen de dedicarle tanto tiempo, no dejen que atasque sus muros. Si no la tienen y la quieren, no dejen que los absorba tanto. Si no la tienen y dudan, no lo hagan jojojo. Si no la tienen y no la quieren, hacen bien.  Aprendan de mi que hasta postee fotos de mis orgullosas calabazas gigantes.

En fin, espero poder borrar la mayor cantidad de huellas y tratar de mantener el muro limpio de adicciones. One day at a time. Just for today jejeje.

*****

Actualización.

Llegué hasta el 21 de diciembre, pero qué tan enferma me tenía la granjita que tenía chingomil posts del 31 de diciembre y del 1º de enero, o sea hello! jajaja. ¡Mi familia estaba aquí!. Digo, entiendo que del 21 de diciembre al 31 no haya habido nada, porque no tenía acceso a la red jajaja, pero el mismísimo 31 y el 1º de enero, o sea, eso si está grave ¿no?

Anuncios