¿Por dónde comenzar a contarles todo lo que he vivido últimamente?

Me alejé un poco del blog, de escribir mucho, al principio por cosas que pasan, luego por cosas que siguen pasando, o cosas nuevas que vienen a pasar jajaja. Siempre hay un pretexto para decir, ahí luego escribo un post, pero ahora, trataré de hacer un breve recuento.

Hicimos la mudanza del hermano fherchoso, fué toda una odisea. Se cambió a la vuelta de su calle, cosa que facilita en cuanto a distancia, pero la calle era de subidita y pues dificultaba el asunto. Además, nos echamos todo a pie, muy divertido. Papá fherchoso consiguió que el don de la tienda, nos prestara su diablito, cosa que definitivamente nos cayó muy bien. Fué prácticamente todo el día de estar en eso. Eso sí, comimos pizza, convivimos con la familia y amigos y sobre todo, ayudamos a mi hermano en un cambio bastante intenso.

Próximamente haremos la segunda mudanza del hermano fherchoso, que esperemos dure bastante más.

Tuve un sueño en donde reunía a la mayoría de mis amigos, con casi todos ellos estoy en contacto, pero hay alguno que otro que hace mucho no veo, uno en especial, tiene cuatro años que no sabía nada de él…

El caso es que, estaba yo, al día siguiente de mi sueño, caminando por la Terminal para volver a mi pueblo, cuando lo vi, caminando y hablando por teléfono. Después de las respectivas salutaciones y los comentarios de años de no vernos y esas cosas, me comentó que vendría, precisamente al día siguiente, a mi pueblo. Intercambiamos teléfonos y quedamos de contactarnos para tomar el café de ley.

Así le hicimos, nos vimos, le di un pequeño tour por mis lugares favoritos, platicamos y platicamos y seguimos platicando. Él es igual de geek que yo, así que ya se imaginarán jojojo. Realmente me divertí mucho, pues aunque si éramos amigos y durante tres años nos vimos prácticamente diario, pues no nos conocíamos tanto, así que fué la perfecta y excelente oportunidad de rescatar a un cuate para convertirlo en amigo.

Por otro lado, me di cuenta que hace como un año que no veo a mi mejor amiga, y a uno de mis mejores amigos, no lo veo desde el concierto de Cafeta. La vida va dando vueltas, las amistades van y vienen, justo ahora estoy en una etapa de cambios.

Rescaté a dos amigas de las épocas preparatorianas, con las que nunca me llevé bien y ahora, somos las grandes comadres. Dos niñas con las que puedo platicar de lo que sea, y nos apoyamos mucho. Aunque entre ellas no son las mejores amigas jajaja, pero conmigo son la onda.

Y bueno, en cuanto a los asuntos laborales, estoy francamente en chinga loca. No he parado de trabajar desde hace como un mes, cada vez más y más estrés, más y más cansancio, pero eso sí, mucha felicidad.

Estamos preparando festivales navideños de dos colegios, en los que trabaja mi padre y yo lo adjunto. Ha llegado el punto en que él tiene que irse a ensayar a un colegio y yo al otro. También hemos tenido que hacer vestuarios, escenografías y utilería, toda una labor titánica que seguimos sin terminar jajaja, aunque ya se ve la luz al final del túnel.

Todo ésto redunda, como decía, en mucho cansancio y mucho estrés, pero las satisfacciones de ver a los niños aprendiendo y haciendo cosas tan bonitas, es inigualable. El cariño que un niño puede dar, es inconmensurable, el simple hecho de llegar a cualquiera de los dos colegios y escuchar las vocecitas pequeñas gritando ¡Miss Fhèr! y verlos correr para abrazarme, puede pagarme todas las horas nalga, todo el cansancio de subir y bajar y coser, y andar dando vueltas por la ciudad.

Tengo una alumna que ha robado mi corazón por completo, al grado que, aunque yo todavía no tengo la dicha de ser madre, la veo como una hija. Hoy precisamente se lo dije, en un momento muy hermoso por cierto. Ya les contaré más a fondo esa historia, en otro post.

Éste año ya me tocaron regalitos personalizados jojojo. Usualmente comparto los que mi padre recibe, pero hasta ahora ya recibí cuatro regalos ¡sólo para mi! Jajaja.

Así pues, ésta ha sido mi vida últimamente, con un par de anécdotas que por ahí se quedaron en el tintero, esperando una mejor redacción y un mejor momento. El viernes seré completamente libre, para agregarme otros estreses, nuevos y bonitos jajaja. Ya les contaré cómo nos fué con los festivales y si puedo, colaré una que otra foto al respecto.

Anuncios