Aunque últimamente (antes de la influenza) no tenía mucho que hacer, ahora menos. Entonces me paso más horas sentada frente a la computadora, bajando series, películas, viendo videos y ya llegué al punto en el que ya no sé qué peli bajar.

Como no soy la única mexicana de ocio obligado, los blogs están a todo lo que da y paso un buen rato leyendo las nuevas de los bloggeros. Una de mis favoritas es Plaqueta que llegó cuando me comentaron que todavía no le llego con mi blog. Es harto famosa, querida y citada.

Entonces, mi hermano, con mucho tiempo libre creó su blog Crónicasdefectuosas y siempre me hace reír.

Por su parte, éste blog empezó queriendo ser un espacio de crítica de películas; entonces vino la crítica de teatro, de cine, de poesía y tuvimos un momento que no pegó tanto como quisiera, con la revista pare gente importante…

Lo que se ha mantenido (aunque por ahora en pausa debido al incidente del celular en coma) son las fotografías de todo aquello que llama mi atención cuando voy por la calle.

Básicamente, de ahí en adelante he dedicado éste espacio a hacer reseñas de lo que me ocurre en general (idea central de los diarios electrónicos). Con la influenza humana (que ya nos dijeron que no es porcina y que en realidad es A (H1N1)) he tenido más tiempo de fabricar fotomontajes para nutrir el espacio, escribo mínimo un post diario y sigo ocioseando.

Entonces, analicé que ésto del blog pues no es precisamente para hacerse famoso, uno empieza queriendo contar las cosas que le pasan o dar su opinión de algo. Siempre he escrito todo lo que me pasa y con el blog es la oportunidad de ser leída por otros.

Como dijera Plaqueta:

“No quiero decir que “escribo para mí misma”, ñeee, nada más falso, simplemente no escribiría algo que yo no leería. Si no me divierte, se va a la papelera. Luego… pues para quien quiera leerme.”

Y pues algo así pasa, yo escribo siempre algo que me gustaría leer y si no me gusta pido opiniones, si a todos los encuestados les late, trato de encontrar por qué a mi no, lo arreglo y posteo. Si escribo para mí, pero no sólo para mi, porque si así fuera, ¿qué hago en internet? mejor un cuaderno.

Algún día seré Blogstar jajaja. Por ahora, soy feliz con todos mis lectores, que aunque no sean 60 mil diarios, aprecio que dejen sus comentarios y se tomen su tiempo para leer a ésta loca chilanga renegada convertida al guayabismo.

Anuncios