El viernes acudí a la fiesta de una de mis primas fherchosas, en esas situaciones, dado que los amigos están invitados y no conocemos a todos los amigos, entre los primos nos hacemos fuerte y le damos nuestro toque a la fiesta.

Llegamos razonablemente temprano, habíamos llevado una botella de vodka y un jugo… A mí se me olvida que el vodka con jugo es un empedador por excelencia, afortunadamente no terminé tan mal. Hubo un momento extraño en que comenzaron las charangas y de pronto, cual latitas de coca-cola, todos nos levantamos a bailar. Hermano fherchoso incluso preguntó ¿qué nos pasó?, pero la inercia del baile nos impidió contestar.

Después de terminar con el alcohol existente, me sirvieron ron pero no era lo mismo y preferí el refresco, el cual se terminó y de ahí en adelante tomé agua. Nos pusimos a jugar verdad o verdad, por alguna razón con ese particular grupo de familia y amigos, siempre terminamos con alguno de esos juegos adolescentes, con la ventaja de que ya no somos adolescentes y ya no nos da pena contestar absolutamente nada.

Cuando el sueño comenzó a vencernos, el cansancio era demasiado, ya nos sentíamos mal o simplemente ya habíamos terminado de estar, decidimos salir. Eran las 7 de la mañana… hace tanto que no hacía eso.

Caminamos y caminamos tratando de encontrar a una buena mujer que vendiera tamales, a la cual encontramos afuera de un hospital, como debe de ser. Los chicos pidieron torta de tamal, yo preferí un oaxaqueño pero era un impostor, sabía como tamal normal pero en hoja de plátano… además era de chile con chile y ah, sí, chile. Desempedador instantaneo. A eso de las 8:30 ya estaba yo en casa de mamá fherchosa durmiendo.

El gusto me duró poco, creo que dormí como tres horas. Me tocó hacer de comer y algunas actividades normales de sábado, a eso de las 5:30 salí, bañada, vestida y animosa, rumbo a la fiesta del pollo. Me sentía un poco mal por llegar en semejante estado a su fiesta pero decidí que estaría al 100% aunque muriera en el intento.

Tras perdernos en el camino a casa de la amiga del pollo, pasar al super a comprar suministros, volver a perdernos, logramos llegar felizmente. Eramos pocos y parecía pintar a una reunión pequeña, como la de la prima fherchosa, yo me sentí un poco mejor dado que éste tipo de fiesa no necesitaría mucho de mí.

Gran error, la gente fué llegando y cada vez eramos más y más, tantos que no cabíamos. Los originales estábamos afuera y todos los demás dentro, como cigarros (o como dijera esa canción, como chicharrones en lata viajan a pekín) .

Tuvimos que aguantar a un “Dj” que primero quitó la música que todos estábamos disfrutando, después puso música razonable pero muy fuerte, cada vez subía más el volúmen. Seguido de eso puso música que nadie estaba disfrutando y el volúmen hacía insoportable permanecer en el interior. Llegó un punto en que iba saltando de canción en canción, escuchando dos o tres segundos de cada una y lamentando no poder escuchar las que si nos gustaban.

Hiumos, cobardemente o casi cobardemente, logramos huir de la fiesta y acudir a casa del amigo del pollo. Dejamos atrás los tacos de canasta que seguramente ya nadie hizo caso porque nadie sabía dónde los habíamos puesto a resguardo… grave error.

Finalmente, cuando llegamos a la nueva guarida, yo me dormí o por lo menos intenté dormir, aunque los demás estaban tan enfiestados que su escándalo hacía casi imposible dormir. Amaneció y eventualmente decidimos partir, yo llegué a casa de mamá fherchosa a eso de las 9:30, desayuné y dormí hasta la noche, cené y dormí hasta hoy en la mañana.

Traigo un dolor de cuello enorme, desde las charangas me duelen las piernas, si sumamos ambas cosas parezco una especie de batman con Darth Vader jajajaja, sigo sumamente cansada y tengo muchas ganas de dormir hasta que todos mis dolores desaparezcan jajaja. Tan sólo me pregunto, ¿qué pasó con aquella fherchosa de 16 años que podía ir de fiesta 4 días seguidos? Creo que la respuesta es, hace casi 8 años que esa fherchosa se fué.

¿De plano estaré tan vieja? O simplemente debo de dejar pasar un poco más de tiempo entre dos fiestas… Ustedes, ¿qué opinan?

Anuncios