El otro día, llegó a mi correo la entrada de un blog que visito con frecuencia, una carta que escribió Yacobi Rotem, ciudadano israelí.

La carta es, desde mi punto de vista, nos da una visión diferente sobre el conflicto en Israel. Yo simplemente leí la carta y la compartí con mis amigos y familiares, pero mi sorpresa vino al leer los comentarios al respecto, la mayoría de mexicanos.

Al no estar informados sobre la realidad y aún leyendo el texto de Yacobi, lo atacaron a él y todos los judíos acusándolos injustamente y calificando las acciones que ha tomado su gobierno. En lo personal, yo estoy completamente de acuerdo y a favor de la paz. Independientemente de si estamos de un lado o del otro, todos los que levantamos la voz estamos en el mismo entendido, detener la guerra. La paz.

Si bien no intento cambiar opiniones, busco compartir la visión de distintas personas a lo largo del mundo que al igual que yo, estamos en desacuerdo con los hechos, los ataques, y de nuevo, estamos a favor de la paz.

De igual modo, me parece sumamente triste que existan ataques para con el pueblo judío, el pueblo israelí o cualquier judío o israelí que radique en cualquier parte del mundo. Porque ellos, al igual que nosotros, buscan lo mismo, la paz.

Comparto aquí, distintas cartas, notas y opiniones que reflejan precisamente ésto.

A continuación anexo la carta, tal cual fue escrita y puesta en el blog.

Nací en este país (Israel) y mis padres también. Yo soy nieto de sobrevivientes del Holocausto. Me enseñaron a amar esta tierra y amar a otros seres humanos, sean quienes sean. Yo serví en las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel), y hoy soy un estudiante de la Universidad Ben-Gurion en Beer’sheba. Me siento orgulloso de pertenecer a esta nación, que tiene moral en su ejército.

Yo hago las siguientes preguntas: ¿el mundo sabe que las FDI llama y advierte civiles antes de que los ataques caigan de sus hogares, los cuales Hamas utiliza como depósitos de armas? ¿El mundo sabe que, en respuesta a esto, los hombres de Hamas ponen a mujeres y niños en los tejados de los edificios, porque saben que el objetivo de las FDI no son ellos y así se sienten protegidos? ¿Y que obviamente si algún civil muere es fácil culpar a los judíos y no a Hamas que los usa como escudos?

¿El mundo sabe que las FDI se ocupa de las necesidades humanitarias y los suministros de medicina, alimentos y servicios médicos a los palestinos? ¿El mundo sabe que los hombres de Hamas lanzan ataques dentro de los centros poblados y convierten ellos mismos a sus civiles en escudos humanos?

¿El mundo sabe que, si bien luchamos por nuestro derecho legítimo a vivir en paz y seguridad, los pacientes palestinos reciben en hospitales israelíes tratamiento dedicado? ¿El mundo entero sabe de los 20 casos en que los palestinos explotan sus problemas de salud con el fin de tratar de llevar a cabo ataques terroristas dentro de Israel?

Yo me pregunto, ¿dónde estaba el mundo hace más de un año, cuando masacraron a los hombres de Hamas y de Fatah hombres inocentes miembros de su propio pueblo en su lucha interna en el mismo Gaza (ahora tan criticado por la situación en Israel)?

¿El mundo entero sabe que Israel dejó de ocupar la franja de Gaza desde el verano del 2005, expulsando de alli a TODOS sus civiles Judeo-ISRAELIES por que segun los Palestinos, era la única forma de poder empezar a vivir en paz….? ¿El mundo sabe que desde que Israel se retiró de Gaza en el verano de 2005, Hamas y sus aliados dispararon más de 6000 cohetes y proyectiles de mortero contra Israel para herir y matar a civiles inocentes? Desde la retirada israelí de Gaza los ataques con cohetes y morteros se aumentáron en un 400%!!! ¿Dónde está la paz? ¿El mundo entero entiende que Israel es el UNICO país en el mundo que esta dispuesto a ceder parte de su territorio legítimo a cambio de paz?

¿El mundo sabe que Israel está haciendo todo de su parte por crear un Estado Palestino que viva en paz junto al suyo, pero que grupos terroristas (como Hamas) que controlan parte del futuro Estado Palestino se cansan en comentar que aún con la creación del mismo no se reconocerá el Derecho de existir de Israel como Estado? ¿El mundo sabe que ésta ideología es compartida por Líbano, Síria, Irán entre otros? ¿El mundo sabe que paises como Irán quieren “exterminar de la faz de la Tierra al pueblo judío” estén donde estén? Y que éste sentimiento es divulgado por otro Grupo Terrorista que tiene poder político en el Gobiermo de Líbano por que su Gabinete está formado por ésa gente (léase Hezbola). ¿El mundo sabe que ésa mentalidad es la misma que tiene Al-Qaeda?

¿El pueblo mexicano recuerda la indignación de toda la nación, políticos, reporteros, civiles, artistas, etc, etc, por los atentados en Michoacan? ¿El pueblo mexicano no debería mostrarse indignado también por los palestinos que entran a suelo Israelí con permiso de trabajar para tener una mejor vida y que se inmolan (léase “explotan” para los que no conozcan la palabra) en camiones, Centros Comerciales, mercados, plazas, etc, con la única finalidad de matar los más judíos posibles y así llegar al cielo con su D’os y sus “virgenes” prometidas?

¿El mundo sabe que cuando los niños en Israel estudian hebreo, ingles, matemáticas, ciencias naturales, deportes, etc, los niños en el régimen de Hamas (léase Gaza) tienen programas “educativos” con Mickey Mouse, o una abeja en las cuales les incitan, les aseguran y les inculcan desde los 3 años de edad que es BUENO matar judíos? Que sólo así su D-os y su familia estarán orgullosos de ellos y más aún, llegarán al cielo!!!

¿El mundo no recuerda a los 2 palestinos que utilizaron tractores hace unos meses para matar judíos? ¿El mundo no recuerda que niños israelíes (que son tan inocentes como los niños palestinos, mexicanos, afganos, indonesios, etc.) gracias a ésos atentados quedáron huérfanos?

¿El mundo no recuerda que hace ya 8 AÑOS los poblados del Sur de Israel sufren de ataques con cohetes TODOS LOS DIAS SIN EXCEPCION?

Y a pesar de ello, Israel es objeto de duras críticas por parte de la comunidad internacional en general, y en particular los estados europeos, incluyendo Gran Bretaña, Francia y Rusia. Estos son estados que han existido durante muchos años, reforzando su situación mundial, y disfrutando de la seguridad en sus propios países. Algunos de ellos también tenían, o tienen colonias en otros continentes (léase Francia y Gran Bretaña) en los que imponen sus tradiciones, culturas y lenguas. HAZME EL RE-CHINGADISIMO FAVOR!!!!!

El Estado de Israel, que ha estado en existencia durante 60 años, no tiene ningún deseo de convertirse en un imperio global o colonizar zonas de otros continentes. Israel quiere que los Estados del mundo y sus vecinos recononozcan su independencia y su soberanía. Israel quiere que reconocer también su derecho a brindar protección y seguridad a sus ciudadanos (de acuerdo a la cláusula 51 de la convención de la ONU, cada nación tiene el derecho de legítima defensa, siempre y cuando el principio de una respuesta proporcional se cumple. La respuesta de Israel respeta este principio.)

Ciudadanos del mundo, despiérten! Si estamos de acuerdo en tolerar los ataques con cohetes, entonces no duden que sus propios hijos serán los próximos en línea.

Este Viernes, el segundo día del nuevo año, me siento en mi apartamento en Beer’sheba a comer galletas que el vecino de abajo me entregó cuando estuvimos en el refugio anti-misiles de nuestro edificio. Me siento allí y pienso en una realidad donde podría firmar éste artículo de la siguiente manera: Yacobi Rotem, ciudadano del mundo libre.

Si quieren leer los comentarios, pueden entrar aquí.

¿Qué puedo decir? Es sumamente triste y decepcionante porque incluso, estemos de acuerdo o no con lo que él plantea, ése tipo de agresión es incomprensible e injustificable. Pero nada podemos hacer, yo simplemente quise compartir ésto con ustedes.

Aún me sorprende a veces, de lo que es capaz la ignorancia.

Aquí tengo un artículo que también llegó a mis manos. Es un boletín de la AFFI.

Newsletter
Special War Edition

The Report from Sderot January 8, 2009

In This Issue
HYPOCRISY IS
THE NAME OF THE GAME
by Eeki Elner

Eeki Elner
Co-Founder, AFFI
Executive Director, ILI

Calev Myers
Co-Founder, AFFI
Executive Director, JIJ

Susan B. Lhota
Co-Founder, AFFI
Executive Director, AFFI

Hypocrisy Is
The Name of The Game
By Eeki Elner
Co-Founder, AFFI
Executive Director, ILI

It’s never a big surprise when it comes to the international community’s reaction towards Israel’s fight against terror.  Fed by a biased media, remotely controlled by Arab oil, and yielded to trade and economic considerations, the vast majority of countries condemn Israel for doing the most justified act a country must perform — securing the lives of its citizens.

We Israelis and many of our supporters around the world are used to this hypocrisy and, in many cases, don’t even bother to discuss it.  Since I moved to Sderot three years ago, I have served as an Envoy for the Israeli Ministry of Foreign Affairs and have traveled the globe, delivering the message of my fellow residents who live under constant fire and threat of life.  I have found there exists an attitude which is almost impossible to change — Israel is identified, basically, as the aggressor, and therefore, whatever we do, even defending our lives from vicious terror attacks, will be considered unjustified.

When I tell the world media, state officials, and audiences abroad about my life in Sderot, they are amazed.  When I describe the 4,000 missiles shot at my town (one even hit my home) since I have lived here (a total of 8,000 in the last eight years), they seem unwilling to believe it.  I tell them how frightening it is just to drive for shopping during the day, to walk outside, to wake up in the middle of the night to the sound of sirens, and to have no friends or relatives visit because of fear.  As they listen to these horror stories and grasp the meaning of my words when I portray what is it like to sense the smell of death when our kids and innocent are killed in the missiles attacks, I can see, for a short time, understanding and maybe even compassion in their eyes.

But it is no more than a false illusion … this moment passes quickly as the first hand is raised and I’m confronted with embarrassing questions:  “Isn’t that because you are the occupiers of Gaza?”  “Isn’t that because you rule Gaza against the will of its residents?”

It is stunning to realize that more than three years since we pulled out of the Gaza Strip, evacuated our soldiers, and erased any sign of the small Jewish settlements there, we are still regarded as the aggressive occupiers!  For three years the people of Gaza have been left to rule themselves, rebuild their city, and create better lives with no interference.  In this time, the world community has poured millions of dollars and Euros into Gaza to establish services like education, health, welfare, commerce, and industry.  This great three year opportunity has been wasted, for nothing has been accomplished except producing weapons, smuggling arms, training militants, and, most of all, shooting thousands of missiles at us.  Did the international community ever demand that these terrorists stop?  Did it ever demand a report of what has been done with the millions contributed to Gaza?  No!  When hypocrisy is the name of the game, this is what results.

I can understand the average person being unaware of the Israeli withdrawal from Gaza three years ago and of the fact that there is no justification to fire missiles at us.  But for state leaders worldwide to fail to understand that it is time to stand strong against terror is nothing but stupidity and a clear expression of their weakness.  They are inviting terrorism to their own countries, because if there is one thing that terrorism is capable of identifying, it is weakness in the leadership of its victims.

The Alliance for the Future of Israel is committed to ensuring the existence of Israel, to promising the security of the Jewish people dwelling in the holy land, and guaranteeing their ability to prevail over the many threats they are facing.  As a nonprofit organization, we rely on the financial support of those who want to help us advance our goals.  If you support our vision and are looking for a way to get involved, we ask you to consider helping us.

Sincerely,
 
Susan B. Lhota, Executive Director
Alliance for the Future of Israel

A continuación, un mensaje enviado a un familiar, directamente desde Israel.

Hi Marcela,
it’s great to hear from you. i hope this mail finds you in good health.
how are you and what’s new?
currently we are at war in the south of the country and i’m busy doing volunteer work. this war that is being fought in the south of our country follows eight years during which time our citizens have been suffering rocket and missile attacks. we finally decided that this situation cannot continue.
we hope the fighting will end soon with an unequivocal victory for our army and that the cease fire agreement that shall be signed will guarantee that the terrorists will not be able to continue their terrible acts. they are using their own citizens as human shields and are causing death, pain and destruction everywhere.
i am supporting elderly people who are continuously under fire in Sderot, one of our cities in the south and we all pray for their wellbeing, but also take actions to alleviate the suffering and show them that they are not alone.
best regards,
take care,
cuidate
morry

Aquí pongo una nota que acaba de llegar a mis manos.

Mujeres judías toman el Consulado de Israel en Canadá

Por: Aporrea/ Agencias

Canadá, 8 de enero de 2009.- Un grupo de mujeres judías entraron el día de ayer al fuertemente custodiado consulado de Israel en Toronto y procedieron a realizar una protesta pacífica en contra de la masacre del estado hebrero en contra del pueblo palestino.

“Israel pretende representar a todos los judíos del mundo, pero esas atricidades no son cometidas en nuestro nombre” aseguró la cineasta Cathy Gulkin, una de las manifestantes.

“Hacemos un llamado a todos los judíos a no quedarse callados ante esta
masacre y demandar que Israel detenga el bombardeo, salga de Gaza y haga una paz con justicia para los palestinos” agregó la académica y comentadora política Judy Rebick

El grupo, que incluía intelectuales, académicos, estudiantes y pacifistas,
fue arrestado y posteriormente liberado. “Hay muchos judíos en Canadá, USA, Europa e Israel que estamos avergonzados, que no quieremos que esta masacre se lleve acabo en su nuestro nombre” concluyó la Prof. Rebick.

En otras partes del mundo, incluyendo Israel, y Nueva York, judíos han
levantado su voz de indignación en contra de la brutalidad de la operación
militar Israelí.

Otra nota.

Pacifistas israelíes exigen fin de la “masacre” y retirada de los soldados

EUROPA PRESS

Imagen quitada por el remitente.

La influyente organización pacifista israelí Gush Shalom ha convocado una
manifestación en Tel Aviv “contra la locura” en la Franja de Gaza y para
reclamar el “fin de la masacre” y de los “crímenes de guerra”, así como la
retirada de los soldados israelíes de la región, según se lee en su página
de Internet.

La manifestación ha sido convocada para “poner fin” a la “masacre”, el
“derramiento de sangre”, la “destrucción” y los “crímenes de guerra” y para
conseguir “la retirada de los soldados” de la Franja de Gaza, así como para
acabar con el bloqueo y reclamar la apertura de los pasos fronterizos.

Según la organización, presidida por el ex militar y escritor Uri Avnery,
“esta guerra es inhumana e innecesaria” y “no puede traer nada bueno a
Israel”. “La muerte de cientos de palestinos y la destrucción de las
infraestructuras vitales en la Franja de Gaza son actos abomibles”, aseveró.

Ya el pasado 3 de enero marcharon cerca de 150 000 personas en distintas ciudades de Israel en repudio a la agresión israelí, ahora se espera una asistencia mucho mayor.

Ésta es otra carta que me enviaron.

Solidaridad

La mí­nima solidaridad que puedo prestar a mi amigo Gerardo Leibner, para los que no lo conocen, doctor en Historia de la Universidad de Tel Aviv, un uruguayo que vive en Israel desde los 12 años, exialiado con su familia por la dictadura, es reenviar este mail a TODOS mis contactos y darle resonancia a su voz, que es el clamor por la paz y la convivencia. Como él mismo lo dice,

¿Algo de lo humano nos es ajeno?
 

Querid@s amig@s:

Les deseo un feliz 2009 y les pido disculpas por este largo mail colectivo e impersonal. Las circunstancias de este año no me permiten escribir unas lí­neas personales a cada un@ de ustedes. Más allá de las cargas habituales de trabajo y de que en este paí­s las fiestas cristianas no son feriado ni época de vacaciones, este fin de año nuevo está empañado por una horrible escalada bélica y como se podrán imaginar me veo involucrado en diversas actividades de protesta contra la barbarie desatada.

Quiero aprovechar este mensaje para solicitarles solidaridad. No conmigo ni con el débil aunque persistente movimiento israelí por la paz. Si bien nos topamos con una generalizada hostilidad hacia nuestras ideas, nuestras acciones y en algunos casos nuestras personas (150 personas con carteles en una esquina céntrica de Tel Aviv pidiendo un alto al fuego y mencionando a los niños palestinos muertos por las bombardeos israelíes fueron corridos ayer a huevazos e insultos por indignados transeuntes) -al final de cuentas somos unos privilegiados que gozamos de la relativa libertad para expresar nuestras ideas. La solidaridad que pedimos es ante todo para la población civil palestina de la Franja de Gaza expuesta a bombardeos diarios de aviones y helicópteros israelíes.

¿Qué solidaridad estamos pidiendo? Lo que tengan a vuestro alcance, lo que puedan y quieran hacer. Desde circular la información de este mail, hasta enviar mails de protestas a las embajadas y consulados del Estado de Israel cuyo gobierno es el principal responsable de la actual tragedia, y si es posible influir en la toma de posiciones, en los pronunciamientos públicos de entidades polí­ticas, sociales, culturales a las que ustedes pertenecen. Claro está que cartas a peródicos, artí­culos y comentarios en medios de comunicación pueden ser muy útiles. Y claro está, a veces se pueden adoptar acciones solidarias más militantes. Recuerdo como siendo adolescente participé junto con otros exiliados y emigrantes sudamericanos y algunos israelíes solidarios en protestas ante las embajadas de las dictaduras del cono sur reclamando por los presos polí­ticos y por los desaparecidos. Si algo así­ fuera posible ante las representaciones diplomáticas israelíes, sería un gran aporte a la presión internacional necesaria para frenar esta cruel guerra.

Ya sé que la propaganda israelí­ y en algunos casos los dirigentes de las comunidades judí­as argumentan que las crí­ticas o protestas contra la polí­tica de Israel son expresiones de antisemitismo. De esa forma se busca acallar la crí­tica, explotando la sensibilidad existente en sectores de izquierda hacia las comunidades judí­as tradicionales víctimas de prejuicios racistas y ví­ctimas históricas de la peor barbarie del siglo XX europeo. Si les sirve para desinhibirse, para salir a protestar contra la política asesina y cí­nica del gobierno de Israel, les puedo decir que los judíos-israelíes que nos oponemos a esta guerra y que abogamos por una paz justa israelí­-palestina esperamos de ustedes que demuestren vuestra solidaridad y sensibilidad hacia los israelí­es, judí­os y árabes por igual. Criticar al gobierno de Israel, protestar contra el racismo fuertemente impregnado a las polí­ticas y en las actitudes israelíes no es ser antisemita. Todo lo contrario, protestar es apoyar a una futura existencia pací­fica de los judí­os-israelíes junto a los palestinos y a los pueblos árabes en general.
Mil disculpas por redactar un mail tan deprimente y amargar en algo las fiestas de fin de año. Festejen amigos y amigas, festejen que el objetivo de este no es arruinar los festejos sino contribuir a que quienes no pueden sonreir este año puedan hacerlo el siguiente.

Un abrazo

Gerardo

Éstas son dos cartas publicadas en “El correo ilustrado” en La Jornada del 12 de enero.

Salvar al mundo que hoy se llama Gaza
 
Provengo de familia judía y estoy orgullosa de mis abuelos y de mis padres. Mi abuela paterna, exiliada de Lituania por razones económicas y raciales, llegó a México con parte de su familia en la segunda década del siglo XX. Mi abuelo paterno llegó a México por la misma época, también exiliado de Lituania, por razones políticas y raciales: era judío y comunista.
Mis abuelos maternos llegaron a México huyendo de la persecución nazi. Se salvaron de milagro. Muchos de mis familiares de esa generación, fueron exterminados en los campos de concentración. Ambas familias decidieron hacer de México su patria. Fui educada como mexicana. Amando su historia y su pueblo. Soy mexicana y por eso lucho por mi patria. No puedo ni quiero negar mi historia, hacerlo sería, como dice León Gieco, negar el alma de la vida. Pero también soy ciudadana del mundo, por mi historia y porque así pienso que debe ser.
 
Me refiero, por supuesto, a hombres y mujeres libertarios, humanistas, no racistas, que luchan por la paz… “Imagina”, como compuso John Lenon. Por ello, por mi origen judío, por mi amor a México y por sentirme ciudadana del mundo, comparto con millones el deseo de justicia, igualdad, fraternidad y paz, y por tanto, sólo puedo ver con horror las imágenes de los bombardeos del estado israelí en Gaza… Ninguna razón justifica el asesinato de civiles palestinos… Nada, nada, nada, puede justificar el asesinato de un niño. Por ello me uno al grito de millones en el mundo que piden el alto al fuego y el retiro inmediato de las tropas israelíes del territorio palestino. Como dijo Alberto Szpunberg, poeta argentino, en una carta reciente: “de eso se trata: de salvar un mundo, este único y angustiado mundo que habitamos todos, que a todos pertenece y que hoy se llama Gaza”.
 
Claudia Sheinbaum Pardo

El poder de las palabras
 
Soy judía-argentina, naturalizada mexicana desde hace 20 años. Conozco la persecución por dos vías: la de mis abuelos polacos que llegaron a Argentina escapando de un antisemitismo que ya anunciaba el genocidio nazi. Y por haber vivido la persecución política durante la dictadura en Argentina (76-83).
 
Ser judío no quiere decir avalar la cruel política de Israel en Gaza. Hay muchos judíos que somos conscientes de que la violencia del gobierno israelí repite la lógica histórica del genocidio. No dudo que son muchos los judíos que comparten mi indignación ante una guerra tan desigual como injusta. Incluso muchos ciudadanos israelíes desaprueban y denuncian las acciones de su país.
 
Sin embargo, la prensa y muchos intelectuales nos ponen a todos en la misma bolsa. Es frecuente leer en los periódicos o escuchar en los medios un deslizamiento peligroso en el modo de nombrar las cosas: Se habla de gobierno de Israel, soldados israelíes, los israelitas y los judíos como si todo fuera lo mismo. Ayer mismo en Noticias Yahoo!: Los judíos de México apoyan las acciones de Israel. Soy “judía de México” y condeno tales acciones.
 
Las palabras tienen el poder de realizar lo que nombran: basta con echar a correr un rumor, una confusión, y la cosa cobra forma (pensemos en Televisa, experta en fabricar la noticia de la que nos quiere enterar). El deslizamiento de gobierno a soldado a israelita, a los judíos, poniendo todo del mismo lado conduce a lo peor, contribuye a un antisemitismo que entonces redoblaría la violencia que pretende denunciar. Y vuelta a lo mismo.
 
Susana Bercovich

Aquí una carta de Alberto Szpunberg, poeta argentino.

¡NO A LA GUERRA! ¡NO A LA MATANZA EN GAZA!
de Alberto Szpunberg

Como simple ser humano que siempre sintió como suyas las causas más elementalmente justas; como simple ciudadano argentino sobreviviente de un exterminio de 30.000 desaparecidos; como simple compañero de estas víctimas que pagaron con su vida haber soñado un mundo mejor; como simple judío que, con la memoria fresca de las laceraciones padecidas durante siglos, creyó y aún cree en antiguos legados de universal humanismo; como simple poeta que nunca pudo ni puede disociar la belleza de la verdad; como simple individuo que no olvida la existencia del otro para ser él mismo, NO PUEDO NI QUIERO PERMANECER EN SILENCIO.
 
Convencido del derecho a la autodeterminación de todos los pueblos, sin ánimo de entrar en laberínticas disquisiciones políticas, evocaría la contundencia del hebreo de los Profetas para que estas palabras se impongan sobre la brutalidad de la masacre en Palestina, pero, simple entre los más simples, desde esta pequeña parcela de intimidad que es mi conciencia, quiero recordar al Gobierno de Israel –si el tronar de sus cañones aún no lo ha ensordecido definitivamente– que, como dice el Talmud, “salvar una vida es salvar un mundo”. De eso se trata: de salvar un mundo, este único y angustiado mundo que habitamos todos, que a todos pertenece y que hoy se llama Gaza.

Alberto Szpunberg

Como pueden notar, muchos ciudadanos de Israel y otras partes del mundo, escribieron al respecto desde su punto de vista y contando lo que ven sus ojos. Defendiendo su derecho de no ser juzgados por lo que los gobernantes han hecho y pidiendo la paz, que es la parte central de todo ésto.

Concluyo ya éste eterno post, con una carta que llegó a mi. Ésta es la traducción, si quieren leer la original, es aquí.

Introducción

Si eres Judío, por favor firma la siguiente declaración, que esperamos poder publicar pronto en los periódicos Israelís. Los donativos para ayudar a la publicación, pueden ser enviados por PayPal haciendo click aquí.

Invitamos a las organizaciónes a firmar enviando un email aquí. (la dirección aparece en la carta original)

Judíos llaman a los soldados Israelís a parar los crímenes de guerra.

Nosotros, Judíos de la comunidad internacional, llamamos a los soldados Israelís a levantar la bandera negra de la ilegalidad sobre las operaciones
contra la gente de Gaza.

Nos negamos a permanecer en silencio mientras los líderes Israelís forzan
a los soldados a cometer crímenes de guerra: crímenes contra la humanidad por quienes algún día serán llamados a cuenta. Los soldados Israelís de la consciencia pueden, y deben, parar ésta guerra peligrosa, ilegal e inmoral.

Ésta actividad criminal no hace nada para ayudar a la salud y bienestar de
los Judíos. Por el contrario, desde Sderot a Sydney, desde Ashkelon a
Amsterdam, nos beneficiaremos cuando haya justicia para los Palestinos.

Por lo tanto, te llamamos a tí para usar las medidas posibles para parar éstas atrocidades contra la gente Palestina. Debemos no solamente desobedecer, sino oponernos activa y efectivamente a esas órdenes flagrantemente ilegales.

Nosotros, miembros de la comunidad internacional Judía te llamamos a tí, los Israelís de la consciencia, a poner fin a la máquina de guerra Israelí,
que solo tú puedes y debes hacer.

Firmado por (agrega aquí tu nombre)

Anuncios