Caminaba por la calle con mi madre y pasando junto a uno de esos restaurantes chinos de revolución, noté lo siguiente:

Yo quiero mi hamburgesa con qeso.

Claro, seguí caminando y encontré otra variante de comida gringa.

Ésta lleva ueso y eolla.

Continuando con el asunto culinario, vi éste anuncio de comida:

Mi abuela hacía unos muy buenos pero ella los hacía contenta.

Sin palabras.

Si te hace daño el qeso, la eolla o la ogada, puedes ir al seguro social.

Así que no vayas a preguntar ahí ¡Eh!

Si la medicina no es lo tuyo, siempre puedes ir a la iglesia y confesarte, pero no se te vaya a olvidar cómo hacerlo.

 

Que bueno que me dicen porque luego me equivoco.

Ésto me recuerda aquellas fotografías de NOT MY JOB…

Fuimos al mercado de Jamaica, encontré a éste sujeto que me hizo reír bastante.

Finalmente, les dejo una bonita estampa que encontré en una casa, cuando caminaba para ir a tomarme las fotos del pasaporte.

Los tres posaron para la cámara, que cute.

Anuncios