Los emoticones, iconos del messenger, animaciones o como los quieras llamar son el pan nuestro de cada día. Uno empieza diciendo -Ay no, son horribes-, pero luego te haces de una risita curiosa, después llega gatuby a tu vida y poco a poco vas coleccionando una cantidad estúpidamente grande de iconitos para el messenger, y si no hay el que necesitas, pues lo puedes crear, cual es el problema.

He aquí mi orgullo de animación, mi lavandera jajaja.

Entonces uno se va aficionando a los mentados iconitos, ¿que para qué sirven?, pues complementan lo que uno dice, pues es medio gacho no conocer las intenciones de tu interlocutor. En cambio, si le agregas un iconito al asunto puede quedar mucho más claro con qué intención te dicen las cosas. Claro que luego los nombres de los iconos se vuelven parte de tu jerga y en vez de solamente mirar a alguien con ojitos de odio puedes incluir la palabrita (en mi caso hh) que intensifica el sentido.

El problema grave, triste y frustrante de ésto es que una vez creado ese apego, uno formatea su computadora, una o chorrocientas mil veces y pues uno pierde todos los emoticones. Entonces, después de n formateadas decides aprender a rescatar emoticones.

Te metes a muchos foros en donde te van diciendo cómo hacerle, dónde están, cual es la subcarpetita que hay que encontrar y bla bla bla. Lo haces y cuando tienes de nuevo tu windows, vas felizmente a colocar los emoticones en su lugar y oh oh! no funciona. ¿Qué hiciste mal? a la fecha no tengo la más remota idea de qué hago mal. Obtengo una cantidad impresionante de archivos en formato .dat que no sé qué programa abre. Lo que logré hacer fue ir rescatandolos pero perdían el movimiento y todo un mega show que no sirvió pa nada. Así que si alguien sabe cómo hacerle lo agradeceré, porque sé dónde está la carpetita, tengo muchas de esas guardadas, pero no puedo rescatarlos como debe ser.

Es aquí donde uno genera el apego a lo intangible. Uno llora la pérdida de sus iconos del messenger, uno sufre y se la pasa cazando la risita que te caracteriza, el panda que se cae de la risa, el monito que se golpea con la computadora, los que has creado, los que han creado otros y aún así sigues sin encontrar a gatuby. ¿Qué ha sido de gatuby? ¿Se fugó con su gatubyta y tuvieron gatubytitititos? Nadie lo sabe, pero qué fuerte ¿no?. Uno que decía -Ay no, son horribles- y mirenme ahora, posteando sobre los iconos.

Eso sí, ese extraño submundo del lenguaje de messenger y de esas chavas que usan un emoticon para cada letra y que cada palabra es otro emoticon, ese si me da miedo, porque además traban tu messenger y ni entiendes lo que te van diciendo. Por eso yo les doy nombres con los que no me voy a topar fácilmente, en vez de que se llame baba, le pongo Baba o baba*.

Finalmente todo sea por divertirse, por acortar las distancias y por humanizar las máquinas. Seguiremos con las olas que van y vienen de emoticones en nuestra colección particular, compartiendolos y riendonos con la cantidad de tonteras y de guarradas que uno puede encontrar.

***

Actualización.

Encontré a Gatuby, lo encontré, luego de mucho buscarlo y esperarlo jajajaja. Aquí lo tienen:

Aunque va hecho la chin… no debería verse así jajaja, pero bueno, ese es Gatuby. También encontré a su hijo. Gatubytitito I:

Anuncios