magazine7375461.jpg

Supongo que todos alguna vez hemos visto un programa de chismes, leído la sección de espectáculos del periódico, una revista de chismes o escuchado algún programa de chismes.

No sé ustedes, pero yo no entiendo la afición de la gente de hablar de la vida privada de otras personas. Que si Cristian Castro es bisexual y Mary-Kate Olsen es anoréxica, o ese tipo de cosas. Yo me pregunto entonces, ¿Por qué si alguien sale en la tele, en el radio, en el cine o en las revistas, se vuelve importante y tenemos que saber su vida y obra de principio a fin? ¿Lo único que los hace especiales es eso? Porque yo me puedo enterar de mil chismes, pero no son tan interesantes como los de los famosos. Incluso hay gente que sabe más de su ídolo que de sus propios amigos. Hasta donde yo entiendo, los famosos son seres humanos comunes y corrientes; lo que los hace especiales es que son conocidos por muchas personas a las cuales ellos no conocen.

Y después de mucho disertar al respecto, vino a mi cabeza la pregunta: ¿Qué leen ellos? ¿Les interesará la vida de otros famosos o ya están hartos de tener que comprar revistas donde se habla de otros famosos para saber qué se dice de ellos mismos?

Así pues, surge la idea de hacer una revista para gente importante, políticos, actores, cantantes, gente famosa vamos. En ésta revista, se plasmaría la vida de gente común, tu vecina, la de las tortillas, el del mercado, de la misma forma en que se plasma en las revistas de “espectáculos”.

Así que les dejo la presentación de “La primera revista de chismes para gente importante”. Estén atentos a los artículos que serán publicados.

Anuncios