muerte.jpg

Qué es la muerte

sino una caricia tentadora

herocida y virtual.

A veces llega,

inserta ideas en mí.

Y quiero morir, morir y dejar todo.

Veo que sería del mundo

si no estuviera.

Veo que extrañaría

que perdería y…

¡Respiro!

Normalizo poco a poco la respiración,

y la idea,

esa tonta idea de morir,

se va… se va.

Vivir no es tan malo,

pero a veces,

necesito unos segundos de escape,

de “muerte”.

Fhernanda de la Parra

 

Anuncios