womaninbed1.jpg

Mis ojos despertaron con el roce de la luz,

a mi lado te encontré, tú,

una melancólica mezcla de cobija y desnudez. 

Mis dedos recorrieron tu piel,

recordando y guardando cada instante,

memorizando tu contorno eterno. 

Tu cabello que no decide,

si caer en tu frente o en la almohada,

tan bello, tan largo, tan tuyo. 

Tu espalda ahí, tan tentadora y mía,

y nunca la vi como ahora lo hago,

nunca sentí como ahora la siento. 

No sé decir desde cuándo estuviste a mi lado,

no logro recordarlo, pero sé que ahí estuviste,

me siento tonto, no te vi antes, no te vi. 

Cada minuto a tu lado regresa poco a poco,

amanece tu mirada verde, como siempre,

yo te miro con ojos nuevos, los de siempre. 

Me preguntas que tengo y no sé la respuesta,

pues te sé y te conozco sin saberlo,

sé quien eres y eres nueva para mí. 

Te extrañe teniéndote a mi lado,

te amo, tú, tan nueva, vieja conocida,

te abrazo, te beso, te amo…

                                            te amo.

Fhernanda de la Parra

Anuncios